You need to upgrade your Flash Player
You need to upgrade your Flash Player
Actualidad

Los Transgénicos

El nefasto aporte de MONSANTO

En los últimos años, la infertilidad se ha llegado a convertir en un problema que ha tomado gran relevancia en nuestros días, ya que impacta cada vez a más parejas. Y esto tiene su explicación, rezan los resultados de varios estudios, en el consumo de los alimentos transgénicos.

Uno de ellos es un estudio realizado por científicos rusos que demuestra que el principio fundamental de los alimentos modificados genéticamente, es la así llamada "prohibición de reproducción" para las futuras generaciones. La investigación reveló que, por ejemplo, la alimentación de hámsteres con soya genéticamente modificada provocó esterilidad completa después de dos o tres generaciones.

En particular, se trata de las propiedades de alteración endocrina de glifosato que pueden causar problemas reproductivos: infertilidad, aborto involuntario, defectos de nacimiento y desarrollo sexual. Los fetos, los bebés y los niños son especialmente susceptibles. Para el crecimiento y desarrollo óptimo, es fundamental que su sistema hormonal funcione correctamente.

El exterminio de la población

En la actualidad, el 90% de los productos genéticamente modificados pertenecen a la compañía estadounidense Monsanto. En su página web oficial, la multinacional se declara como una empresa agrícola que tiene como objetivo ayudar a los agricultores a producir alimentos sanos y sin contaminación. Pero en el pasado, la consigna de Monsanto era diferente: "Creamos una química que hace maravillas", lo que realmente refleja la esencia de sus actividades. Fundada en 1901, la corporación se posicionó como la mayor empresa química del siglo XX.

Durante la Guerra de Vietnam, Monsanto suministraba el arma química conocida como ?agente naranja? (herbicidas y defoliantes) para el Ejército norteamericano, que ayudaba a rastrear y destruir a las tropas enemigas. Cientos de miles de hectáreas de bosques han sido destruidos, pero lo más importante es que unos dos millones de vietnamitas han sentido el efecto de esas sustancias. Las víctimas sufrieron deformaciones en la cabeza, se les caían el pelo y los dientes. Hasta ahora en las zonas de Vietnam donde se utilizaron dichas armas químicas se observa el más alto nivel de anomalías genéticas.

Hoy en día el principal producto de Monsanto es el Roundup, un herbicida contra las malas hierbas. Muchos estudios científicos han demostrado que el Roundup es muy venenoso. Así, el profesor francés Robert Belle demostró que el herbicida provoca una división celular anormal y conduce al cáncer

Además, el nuevo estudio publicado en la revista ?The International Journal of Environmental Research and Public Health? reza que una enfermedad mortal de riñón, hasta ahora inexplicable, que está afectando a las regiones agrícolas pobres en todo el mundo, puede estar relacionada con el uso del herbicida Roundup de Monsanto en áreas con agua dura.

Bill Gates: el ?filántropo?

El promotor oficial de todo lo que está relacionado con los productos genéticamente modificados es la persona más rica del mundo, el fundador de Microsoft, Bill Gates. En los últimos 10 años, el ?filántropo? se ha dedicado a la cuestión de la escasez de alimentos en África. La fundación de Bill y Melinda Gates suministra en varios Estados africanos sólo alimentos transgénicos, en particular, el arroz transgénico "de oro", que provoca la desaparición de los cilios en las trompas de Falopio, causando infertilidad.

"Una gran cantidad de las semillas mejoradas utilizará técnicas de OMG (Organismo Genéticamente Modificado) con el tiempo, ya que se busca realmente una potente resistencia a la sequía, tolerancia a la sal y otras cosas de esta índole", dijo Gates en una de sus recientes entrevistas.
"Países de ingresos medios son los mayores usuarios de los OMG. En países como Brasil, los pequeños agricultores han conseguido soya y algodón y cosas por el estilo. Pero emprendemos esfuerzos para que la agricultura africana alcance una alta productividad, que es alrededor de un tercio de la productividad del primer mundo en estos momentos", agregó.

Cierto. Se va a alcanzar una alta productividad? ¿pero cuál es el precio que va a pagar la población?

La reducción de la población del mundo y sobre todo en los países del tercer mundo, parece ser el objetivo principal de las actividades caritativas de Gates y otros más

Es un hecho ampliamente conocido que las élites occidentales están preocupadas por la escasez de recursos naturales. Hasta existen documentos oficiales en los que la población del planeta se divide en dos categorías, la principal: "mil millones de oro" y la subcategoría de los países en desarrollo, entre ellos Rusia. En total, son unos 5,000 millones de personas que deben ser exterminadas, esto de acuerdo con las élites mundiales.

Los daños colaterales

Una reciente investigación de científicos egipcios reveló que la dieta a base de soya y maíz genéticamente modificados (OMG) con la que alimentaron a ratas durante 30, 60 y 90 días causa una gran variedad de efectos tóxicos. Entre estas consecuencias negativas se incluyen daños en el ADN, hígado, riñón y testículos, anomalías en los espermatozoides y cambios en la sangre.

Por otro lado, más de 37 millones de abejas murieron el otoño pasado en Ontario (Canadá), después de que en la zona fuera plantado maíz transgénico. Los apicultores culpan de la muerte de sus colonias a los neonicotinoides, sobre todo a imidacloprid y clotianidina, dos insecticidas que se aplican tanto a semillas como a tratamientos foliares y que penetran en el polen y el néctar.

Asimismo, mientras que China da la espalda al maíz transgénico norteamericano, y Sudáfrica prohíbe los anuncios publicitarios sobre los supuestos beneficios para el medioambiente de los productos de Monsanto, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México aprobó el libre consumo de 132 productos transgénicos (el 50% correspondiente a maíz y el resto a algodón, soja y canola) a pesar de los esfuerzos de los agricultores mexicanos que buscan ganar la batalla contra los cultivos transgénicos.

Te recomendamos leer: Maíz transgénico: Una amenaza para el estilo de vida de México

Recientemente, miles de personas se manifestaron en Berlín para mostrar su rechazo al tratado de libre comercio de la UE con Estados Unidos. Agricultores y ecologistas denunciaron los riesgos que este acuerdo representa para Alemania, ya que temen que el documento abra el mercado a los productos transgénicos y tratados químicamente procedentes del país norteamericano.

Además, en mayo de 2014 se organizó un evento global que buscaba desafiar los esfuerzos del gigante agrícola Monsanto para dominar el suministro mundial de alimentos. Millones de activistas anti-OGM de 400 ciudades de 52 países unieron sus fuerzas contra el gigante de la biotecnología.
 


> Ver todas las noticias de Actualidad

You need to upgrade your Flash Player
You need to upgrade your Flash Player
You need to upgrade your Flash Player
You need to upgrade your Flash Player
You need to upgrade your Flash Player